Santas semanas

La Semana Santa este año nos ha cogido con el ritmo cambiado, para que lo vamos a negar.

Estábamos tan “exhaustos” -como señala lo eclesiástico- de un trimestre tan largo que no nos han quedado ganas ni para procesionar. Confesado esto, reconozco que mi única preocupación era la de encontrar tiempo para rezar a lo más sagrado y pedirle que llegue el verano lo antes posible. En fin, pensamientos poco acordes con la música militar y religiosa que se oía en las calles.

Pensaba en estas cuestiones -vanas y poco edificantes- cuando leí la noticia de la muerte del nobel de literatura G. García Márquez. Vaya, dije, y rápidamente vino a mi memoria la primera obra que leí de él El coronel no tiene quien le escriba. Era lectura obligatoria en el último curso de Bachillerato y por tener ese matiz no la leíamos con ganas, pero poco a poco nos conquistó. Aún recuerdo cómo empezaba y lo poco que me gustó ese principio: “El coronel destapó el tarro del café y comprobó que no había más de una cucharadita”. La vida me enseñó que también a los libros había que darles una oportunidad. La volví a leer un par de veces más. Y así encontré años después en una de esas relecturas que el coronel afirmaba que “Nunca es tarde para nada” y que “lo único que llega con seguridad es la muerte”. Ese coronel que yo había creído desganado y pusilánime se construyó a lo largo de la novela y terminó la obra con una palabra que marcaría nuestros exámenes y comentarios: “mierda”.

Desde aquel momento leí todo lo que de ese autor cayó en mis manos.

Recuerdo la lectura Del amor y otros demonios “extendida en el suelo, la caballera espléndida medía veintidós metros con once centímetros”; me admiraba siempre la descripción magistral que realizaba como buen periodista que era. Leí, como no, Cien años de soledad. Es difícil expresar con palabras la magia que destilaba esa obra. Disfruté tanto con estas lecturas siendo adolescente que cuando las releí mucho tiempo después pensé que uno no debería pasar por la vida sin leer ciertos libros. Con Memoria de mis putas tristes (2004) volví a encontrarme con el autor y con los personajes femeninos a los que nos tenía acostumbrados; en esta era su Rosa Cabarcas de la que yo siempre recordaría las palabras  “¡Qué no hubiera dado yo por un amor como este!” El único título que no terminé de leer fue Vivir para contarla que publicó en 2002. Eran dos volúmenes autobiográficos. No lo terminé por dos razones: la primera es que me lo regalaron por partida doble en mi cumpleaños y pensé que era demasiado. Además tuve el convencimiento de que uno debía esperar a estar muerto para publicar sus memorias. Le debo esa lectura. Ahora sí, comienzo con ella.

Sirva esta entrada como tributo a uno de los autores que hicieron que la literatura fuera para mí algo más que lettera,

inspiración.

 Para saber sobre este genio de la literatura:  http://cultura.elpais.com/tag/gabriel_garcia_marquez/a/

De arantxalengua

Primavera hernandiana

Entre tanto PLE, MOOC… tanta TIC aplicada y no aplicada estoy segura de que tenemos olvidadas cosas importantes, que están menos “conectadas” pero que necesitamos.
Trabajábamos esta semana la figura del poeta oriolano. Volvimos a sentir la sencillez de su vida y de su obra, y nos adentramos en poemas que eran y son “declaración de intenciones”

VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.

(…)

 

El departamento de lengua del Misteri ha ido recopilando una serie de materiales que consideramos útiles.

-Homenaje a Miguel HernándezHomenaje a M. Hernández

-PPT sobre temas PAU:

temaspoéticosde M. Hernández

tradiciónyvanguardiaenlapoesíademiguel

trayectoriapoéticademiguelhernández

-Documentales: 

Vida y obra: http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/miguel-hernandez/924754/

Entrevista a Josefina (16 minutos): http://www.youtube.com/watch?v=y0Z9Z-ak66U

Carta de Miguel Hernández a Josefina: https://www.youtube.com/watch?v=h1XXgF1Swds

Reportaje sobre Miguel Hernández (16 minutos): http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-miguel-hernandez-poeta-luz-asombro/706732/

Canción de Las nanas de la cebolla (cantada y con fotografías): https://www.youtube.com/watch?v=038o8tRSbrE

Canción sobre la Elegía a Ramón Sijé: https://www.youtube.com/watch?v=vKPhKUCcIQc

La casa de Miguel Hernández: https://www.youtube.com/watch?v=FVB1yaB-R0E

Fundación Miguel Hernández: http://www.miguelhernandezvirtual.es/new/

 

-Poemas representativos

Aceituneros

 

Elegía

 

Pueblo

 

Tus cartas son un vino

 

Canción última

 

 

 

 

El amor y … la palabra

el-amor-versic3b3n-21
Me pregunto si la princesa aludida también encontró a su chico ideal en el autor del mensaje.
O bien esta princesa sí se fijó en algún detalle más ;)

No hago más comentarios… Espero los vuestros.

El amor y la palabra…

Protegido: Lo visualizo

This content is password protected. To view it please enter your password below:

De arantxalengua

Grupo de discusión

Se acabó el parón. A veces el cuerpo te dice “hasta aquí” y no te deja continuar con el ritmo habitual. Habrá que hacerle caso más a menudo.

Pero ya estamos de vuelta, y con energías renovadas ;)

Comenzábamos esta semana un grupo de discusión en twitter sobre el amor entre adolescentes. Nos preguntábamos si se prefiere al “malote” o a la “malota”, o no. Los comentarios no han sido muy variados. Veremos qué da de sí la segunda parte, cuyo tema no vamos a descubrir ahora.

Sí os pongo la imagen que dará pie a los distintos comentarios en twitter en la semana próxima.

Sigue leyendo

La realidad

La  realidad es un manojo de poemas sobre los cuales nadie reclama derechos de autor. Debajo de cada piedra, de cada baldosa, se esconde un poema (…)
Hasta en las guerras hay poesía, pero nunca en la artillería de los vencedores sino en la última mirada de los vencidos (…)
Aun el dolor es poético, como bien lo documentaron Shakespeare y el Dante (…)
 
Lo malo de la realidad y también de la poesía es su punto final. Como este.
M. Benedetti, Vivir adrede
De arantxalengua

2014

Un poquitín tarde… pero con la misma buena intención.

2014

De arantxalengua

Nelson Mandela

La muerte de Nelson Mandela nos recuerda que su vida ha sido de esas que “hay que seguir”; que, cuanto menos, han de permanecer en nuestra memoria. Su ejemplo ha sido importantísimo: luchador incansable por los derechos humanos.

Desde la LIJ tenemos un ejemplo perfecto para recordarlo: Hombre de color, de Jéròme Ruillier (ed. Juventud)

De arantxalengua

La morfología no siempre amarga…

TODO LO CONTRARIO

-Veamos –dijo el profesor-. ¿Alguno de ustedes sabe qué es lo contrario de IN?
-OUT – respondió prestamente un alumno.
-No es obligatorio pensar en inglés. En Español, lo contrario de IN (como prefijo privativo, claro) suele ser la misma palabra, pero sin esa sílaba.
-Sí, ya sé: insensato y sensato, indócil y dócil, ¿no?
-Parcialmente correcto. No olvide, muchacho, que lo contrario del invierno no es el vierno sino el verano.
-No se burle, profesor.
-Vamos a ver. ¿Sería capaz de formar una frase, más o menos coherente, con palabras que, si son despojadas del prefijo IN, no confirman la ortodoxia gramatical?
-Probaré, profesor: “Aquel dividuo memorizó sus cógnitas, se sintió dulgente pero dómito, hizo ventario de las famias con que tanto lo habían cordiado, y aunque se resignó a mantenerse cólume, así y todo en las noches padecía de somnio, ya que le preocupaban la flación y su cremento.”
-Sulso pero pecable –admitió sin euforia el profesor.

Mario Benedetti

De arantxalengua